Erick Alcocer Chávez

Fuertemente custodiado el virtual candidato del PRI a la Presidencia recorrió algunas calles del centro histórico de Campeche. Foto: Erick Alcocer Chávez

CAMPECHE.- La improvisada visita del virtual candidato del PRI a la Presidencia de la República, Enrique Peña Nieto, a la Ciudad de las Murallas trastornó la tranquilidad del comercio del Centro Histórico, además de crear curiosidad entre algunos ciudadanos y turistas nacionales y extranjeros que se encontraban en esta urbe disfrutando del puente vacacional.

El pasado martes 21 de febrero, día en el que se celebró el “Martes de Pintadera” por los campechanos de la capital del Estado, fiestas relacionadas con el Carnaval de Campeche, fue aprovechado por Peña Nieto, quien acompañado de su esposa y actriz de Televisa, Angélica Rivero, mejor conocida como “La Gaviota”, grabaron un spot por algunas calles del Centro Histórico por espacio de tres horas.

Sin embargo, el acordonamiento de la calle 59 (recientemente remodelada y convertida en semi-andador turístico), entre 8 y 14, se dio con casi 24 horas de anticipación lo que causó malestar entre los comerciantes y habitantes del lugar, debido a que elementos del Estado Mayor Presidencial (EMP), haciendo uso de su característica prepotencia, restringieron el paso y solicitaron todo tipo de identificaciones.

El equipo contratado por la campaña de Peña Nieto para grabar un spot con miras al proceso electoral utilizaron amplios espacios de la calle 59, aunque varias calles alrededor fueron cerradas o semi-cerradas.

Algunos comerciantes y prestadores de servicios lamentaron la actitud del aspirante presidencial y calificaron de “innecesarias las muestras de intolerancia hacia las personas que tenemos que ingresar a nuestros predios o negocios, pues qué esperan que no trabajáramos ese día”.

Ante la insistencia de los reporteros locales y corresponsales nacional, Peña Nieto dejó a un lado a “La Gaviota” para responder algunas preguntas.

En la entrevista de banqueta refirió que por la veda electoral no puede presentar propuestas, pero anticipó que trabaja en la preparación para el inicio de su campaña.

“No está en mí juzgar si está bien o no”, dijo en referencia a la “veda electoral”, porque “es la legislación que tenemos y no hay más que hacerse”.

Aseveró que este ejercicio democrático deja ver algunas deficiencias que seguramente serán tema de debate y corrección una vez que concluya el proceso electoral, “por ahora dejen correr las reglas que tenemos actualmente”.

Una vez que Peña Nieto se retiró del Centro Histórico, junto con su amplio equipo de seguridad, y luego de que se desinstalaran las cámaras de video, las tranquilas calles de la ciudad volvieron a la normalidad en un día de asueto para los campechanos, aunque con importante movimiento por el turismo en la entidad.