Si usted creyó que con Up Lift Glúteos podía tener unas nalgas firmes en menos de una semana, o que el Purifhigado era la medicina milagrosa para todos sus males y que la hoja de Malunggay y la Alcachofa de Laon eran necesarias para vivir saludablemente, tal como nos lo recitan todo el tiempo los infomerciales, ahora ya no las verá en los horarios nocturnos y vespertinos de la televisión abierta y restringida.

Estas marcas forman parte de más de 70 mil productos milagros que la Secretaría de Salubridad y Asistencia decomisó en los últimos cuatro meses y las empresas que los distribuyen o promueven recibirán, a partir del 18 de enero, hasta 400 por ciento más de multas por poner en riesgo a la salud.

Finalmente, a pesar de las intensas presiones y cabildeos por parte de las empresas promotoras de “productos milagros” se modificó el reglamento de la Ley General de Salud en materia publicitaria para imponer un límite a la publicidad engañosa de este tipo de mercancías que han inundado de infomerciales a las señales televisivas.

Entre las marcas que la SSA ordenó retirar de la publicidad televisiva están: Malunggay, Skinny Shot, Cold Heat, Celunuvel, Up Lift Glúteos, Up Lift Busto, One Week Ultra, Less Kilos, Purifihigado, Prostamax, Chang Moon Flower, Purifimax y Prostaliv, entre muchos otros que aún que se dedican a engañar al televidente.

Las nuevas normas del reglamento establecen que los medios masivos de comunicación deben revisar que la publicidad que transmitan cuente con el permiso y/o registro correspondiente de la SSA. El anunciante que pretenda publicitar un producto o servicio sujeto a control sanitario deberá presentar copia certificada de la autorización sanitaria.

La SSA podrá solicitar a los medios de comunicación la suspensión inmediata de la publicidad de remedios herbolarios, suplementos alimenticios o productos cosméticos que carezcan de registro o permiso sanitario y no sean medicamentos y se ostenten como tales.

Las multas se incrementarán entre 60 y 400 por ciento hasta llegar a 16 mil salarios mínimos vigentes en el Distrito Federal para los fabricantes o anunciantes que pongan en riesgo la salud de la población.

El 80 por ciento de la publicidad de los “producto milagro” en la televisión es acaparado por las empresas CV Directo, Innova, Mercacomer y Marcas de Renombre, las cuales comercializan y anuncian en medios masivos hasta 250 marcas evidentemente fraudulentas.

El titular de la Cofepris, Mikel Arriola, advirtió que ante la falta de regulación en los últimos cinco años la publicidad de productos que prometen reafirmar algunas partes del cuerpo, eliminar arrugas o mejorar el desempeño sexual se han disparado de forma alarmante.

“Ellos habían aprovechado los vacíos legales para generar estrategias de evasión a la legislación sanitaria y se habían apoderado de muchos espacios publicitarios a través de cambiarle el nombre a los productos cuando los prohibíamos, de cambiarle el nombre a las empresas o a los responsables sanitarios, es decir, una estrategia encaminada al fraude sanitario”, afirmó el 18 de enero el funcionario de Cofepris.