Imagen del spot navideño de Felipe Calderón.

El sábado 24 de diciembre, a las 19:30 horas, comenzó a divulgarse en las estaciones de radio y televisión un mensaje más del primer mandatario Felipe Calderón, acompañado de sus hijos María, Luis Felipe y Juan Pablo, y de la primera dama Margarita Zavala.

En su mensaje, Calderón señala que las fiestas decembrinas del 2011 constituyen “un buen momento para reflexionar sobre todo lo que hemos hecho a lo largo del año y lo que queremos hacer en el próximo”.

Lo que llama a la reflexión es el enorme gasto que ha tenido la administración calderonista en 2011 para emitir spots y mensajes especiales (como los de su V Informe de Gobierno o los de sus campañas especiales de salud) que ascienden tan sólo en este año que termina a 5 mil 546 millones de pesos, es decir, el equivalente al presupuesto total de la Cámara de Diputados.

El calderonismo despilfarró en spots más de 5 mil millones de pesos, mientras obras que reclaman inversión pública como la fallida construcción de la refinería de petróleo en Hidalgo se suspendió este año o el presupuesto destinado al combate de epidemias como el VIH-Sida disminuirá de 235 millones de pesos en 2011 a 168 millones de pesos en 2012.

Tan sólo para su V Informe de Gobierno, la información oficial señala que se gastaron 88 millones de pesos y más de 500 millones se distribuyeron en varias depedencias federales. La Secretaría de Comunicaciones y Transportes gastó en su “campaña de logros” en el marco del V Informe de Gobierno un monto de 225 millones de pesos, casi lo mismo para combatir el VIH-Sida.

Ni hablar de la disminución de recursos en otras áreas fundamentales. Entre 2007 y 2011, según los cálculos de la organización Fundar, dedicada a la transparencia y rendición pública, el gasto del gobierno calderonista en Comunicación Social ha rebasado los 18 mil millones de pesos, un récord que abochornaría a una administración tan mediática como la de Vicente Fox.

Para el 2012 se aprobó un presupuesto de 2 mil 108 millones de pesos para Comunicación Social federal. Si se confirma la tendencia observada en estos cinco años de calderonismo, este gasto se puede duplicar a partir de “ampliaciones presupuestales”.

Spot navideño de Felipe Calderón