El Senado de la República solicitó un informe detallado a la Comisión Federal de Telecomunicaciones (Cofetel) sobre el estado que guardan las concesiones que amparan la operación y explotación comercial de frecuencias de radio y televisión a favor de la empresa MVS, de la familia Vargas, y de sus filiales.

En el dictamen, los senadores exponen que Cofetel había otorgado a MVS el 90 por ciento de la banda 2.5Ghz para ofrecer servicios radioeléctricos. Durante más de un año, la empresa MVS y Cofetel han negociado el refrendo de estas concesiones para operar la empresa Banda Ancha para Todos que ha sido bloqueada por empresas de la competencia como Televisa.

Este proyecto de Banda Ancha para Todos, argumentaron los senadores, era idóneo para dar acceso al cuádruple play (televisión, telefonía fija y móvil e internet de banda ancha).

Actualmente, la única empresa que puede otorgar los servicios de cuádruple play es Grupo Iusacell, cuya fusión con Televisa está pendiente de aprobarse por la Comisión Federal de Competencia.

En su punto de acuerdo, los senadores de la Comisión de Comunicaciones y Transportes estimaron que el Senado debe conocer el estado que guarda el proceso de refrendo de los títulos de las concesiones de MVS.

Por otro lado, también los integrantes de esta comisión exhortaron a la empresa Teléfonos de México (Telmex) para proporcionar a los municipios del país los planos de las redes subterráneas, para que cuando se realicen obras no dañen los dispositivos de comunicación.