El Acuerdo Comercial Anti-Falsificaciones (ACTA) ha sido rechazado por unanimidad en el Senado la tarde de hoy. Promovido por Estados Unidos y la Unión Europea, México pretendía integrarse a este acuerdo que busca castigar a quienes descarguen de internet contenidos protegidos por derechos de autor o de propiedad industrial; sin embargo, el Senado rechazó esta propuesta al considerar que violaba las garantías individuales y derechos humanos.

Francisco Javier Castellón, presidente de la Comisión de Ciencia y Tecnología y miembro del PRD, aseguró que desde un principio hubo opacidad en el proceso ya que fue gracias a las filtraciones de Wikileaks y a los ciudadanos que los senadores se enteraron de este proceso.

El senador Carlos Sotelo detalló que el acuerdo cuenta con «fallas de origen», e insistió en el hecho de que la Cámara de Senadores no fue notificada de este proceso.

Además, en la sesión de este martes los senadores exhortaron al Presidente Felipe Calderón a rechazar este pacto.

Con información de Francisco Iglesias y Netmedia.info