Una película mexicana que está dando mucho de que hablar es Miss Bala, dirigida por Gerardo Naranjo. Medios nacionales e internacionales han reseñado y cubierto el éxito en taquilla que el filme está teniendo. El día de  ayer, Proceso.com.mx destacó que, apenas con 60 copias, esta producción de Canana logró colocarse como el segundo lugar con mejor promedio de recaudación por copia, con 29 mil 320 pesos, en su primer fin de semana de exhibición quedando por debajo de El Planeta de los Simios que recaudó 59 mil 203 pesos por copia. Con estas cifras, Miss Bala superó la recaudación promedio de El Infierno, de José Estrada. 

Las críticas a la película distribuida por la 20th. Century Fox han sido muy favorables. La historia se desarrolla a partir de un hecho real: el caso de Laura Zúñiga, reina de belleza sinaloense, que fue detenida en 2008 como presunta integrante del cártel de Juárez. A partir de ello Naranjo va tejiendo una historia que evita los típicos estereotipos, “lo valioso en la cinta de Naranjo es su manera inteligente de tomar distancia con el discurso edificante y la denuncia melodramática”, señala Carlos Bonfil en La Jornada.

Esta cinta se suma a una creciente lista de filmes nacionales que abordan el tema del narcotráfico y el crimen organizado, entre ellas  El verano de Goliat, de Nicolás Pereda; El infierno, Luis Estrada; Backyard, El traspatio, de Carlos Carrera,; o La reina del sur, de Walter Doehner. Desde distintas perspectivas, estas obras han buscado explicarse y dar una sentido a la “guerra contra el narcotráfico”.

Al igual que sucedió con el cine que tomaba como tema la Revolución mexicana, parece que los cineastas han comenzado a explorar las repercusiones y la significación que los eventos actuales tienen sobre la sociedad mexicana. Sin embargo, a diferencia de la producción de cine de ficción sobre la Revolución, que inicia en 1931, unos años después de haber concluido la etapa más álgida del proceso revolucionario –el último suceso relevante fue la rebelión escobarista de 1929- , el tema del narcotráfico ha entrado en la producción nacional mientras se encuentra en un punto crítico. Tal como lo hicieran los documentalistas mexicanos y extranjeros durante la  etapa armada de la Revolución (1911-1920), los creadores mexicanos de la actualidad han comenzado a dejar un reflejo de los eventos y la creciente violencia que México padece.

Miss Bala cuenta con las actuaciones de Stephanie Sigman, Irene Azuela, Miguel Couturier, Gabriel Heads, Noe Hernández, James Russo y José Yenque.