Inspirados en la ola de protestas recientes de estudiantes de Chile, Colombia y Honduras, conscientes de la “clara emergencia social” que representan 7 millones 200 mil jóvenes entre 15 y 19 años que no estudian ni trabajan en el país, un núcleo de dirigentes de estudiantes de Institución de Educación Superior Tecnológica (conocidos como Tecs) han decidido encabezar una protesta para reclamarle al Congreso más recursos para este sistema que agrupa a 260 institutos de todo el país y atiende a poco más de 415 mil estudiantes, cifra que representa el 14 por ciento de la matrícula total de educación superior de México.

Adrián Gorocica Rojas, líder estudiantil del Tecnológico de Mérida, quien derrotó en las urnas a los grupos corporativos priistas que nunca se han preocupado por las demandas de sus representados, el joven poblano Aldo Jiménez Calleja, inspirador del grupo llamado ITEC’s en Movimiento, y Pedro Guarneros Ortiz, representante también de  estudiantes tecnológicos estuvieron la semana pasada ante diputados federales del PRI, PRD y PAN para demandarles que incluyan en el presupuesto de  Egresos de la Federación para 2012 un incremento sustancial.

Un documento distribuido por estos líderes estudiantiles el pasado 14 de septiembre expresa lo siguiente:

“A escasos 6 días de la entrega del Proyecto de Presupuesto de Egresos de la Federación, queremos expresar nuestra indignación y desencanto por el monto asignado al SNEST. De nuestro contenido enojo, porque ya no es posible que quienes decidimos estudiar en un instituto tecnológico vivamos esta realidad lacerante”.

Los datos que aportan son contundentes: los futuros ingenieros y técnicos de este país deben pagar el 90 por ciento de la operatividad de sus propias universidades a través de las cuotas estudiantiles que ascienden a un promedio de 4 mil pesos al año; deben paga ellos mismos los instrumentos de sus laboratorios que tienen productos obsoletos e inoperantes y su rezago se calcula en 30 mil millones de pesos; existe una disparidad clara entre el trato a los más de 400 mil estudiantes de esta red de 260 institutos tecnológicos y los recursos destinados a los estudiantes de la UNAM o del Politécnico: mientras a éstos se les destina un presupuesto de 104 mil pesos per cápita al año, a los alumnos del sistema de tecnológicos, se les presupuesta 31 mil pesos per cápita al año.

Apenas poco más de 2 mil pesos mensuales por estudiante para este sistema que surgió en 1948 con la idea de responder a las necesidades sociales, geográficas e industriales del desarrollo económico del país.

“La condición en la que nos encontramos a 63 años de nuestra creación, da cuenta de la profunda desatención de las autoridades encargadas de asignar presupuesto a las diferentes necesidades de nuestro país”, advierte el comunicado de los líderes estudiantiles.

Sin embargo, la demanda de estos estudiantes –que han fracturado el clásico control de un “líder nacional” de 38 años, cercano al corporativismo del PRI- no sólo se reduce a un incremento presupuestal para los 260 institutos.

Están encabezando la defensa del derecho a la educación pública de calidad, en un país con más de 7.2 millones de ninis, con una deserción cercana al 40 por ciento en nivel medio y superior, y con universidades e instituciones públicas como la UNAM, la UdG, la UAP, la UAM o el IPN que ya no se dan abasto para responder a la demanda de acceso.

“Hemos decidido emprender acciones de protesta para defender a nuestro sistema y que estaremos dando a conocer a los medios de comunicación en las próximas semanas”, anuncian.

“No permitiremos que el presupuesto se nos presente como una dádiva porque consideramos que nuestra educación es un derecho y no un privilegio. Estamos decididos a luchar hasta las últimas consecuencias como lo están haciendo los compañeros estudiantes de Chile, Colombia y Honduras”, advierten en el comunicado.

Los líderes convocan a los medios de comunicación y a las redes sociales a compartir sus demandas y encontrar “lo más pronto posible las soluciones a nuestras necesidades”.

Por lo pronto, el movimiento cuenta con una dirección en Facebook: Tecsenmovimiento, y en Twitter: moviliza_tec.