Como les comentamos en este blog la semana pasada, el día de hoy da inicio de manera oficial la décima edición de Fotoseptiembre, que tendrá como invitado de honor a Brasil. Desde el lunes pasado, el Antiguo Colegio de San Ildefonso inauguró tres exposiciones que son parte de esta muestra bianual. En este recinto de la UNAM, durante Fotoseptiembre 2011, se estarán presentando una exposición de Gerardo Suter y dos muestras colectivas que abordan los comienzos de la modernidad en México y Brasil: Sol y sombras de la fotografía moderna mexicana y Moderna para siempre: fotografía modernista brasileña en la Colección Itaú. 

Sol y sombra reúne obra de tres fotografos mexicanos de la vanguardia. Trabajos realizados por Manuel Álvarez Bravo, Agustín Jiménez y Luis Márques Romay, entre 1920 y 1950, son los materiales que le dan cuerpo a esta exposición. Al respecto, el curador de esta muestra, Ernesto Peñaloza, comentó que hubiera sido sensacional incluir trabajos de Emilio Amero y Lola Álvarez Bravo, debido a que pertenecen al mismo impulso creador. Sin embargo, las fotografías de Amero son muy complicada de conseguir, y la obra de Lola Álvarez Bravo será expuesta en otro recinto durante la bienal. El Museo Casa Estudio Rivera estará presentando a partir del 20 octubre, una muestra de imágenes inéditas producto de la lente de Lola Álvarez Bravo; obras que pertenecen a una colección privada.

También en el sur de la ciudad, en la Casa Museo León Trotsky, se expondrá el proyecto visual del fotógrafo Alejandro Zenker: La escritura y el deseo. Este trabajo presenta imágenes eróticas que fusionan el retrato y el desnudo. El autor realizó retratos de varios escritores acompañados de una mujer desnuda. Alí Chumacero, José Agustín, Natalia Toledo, Héctor Carreto, Guillermo Samperio, Hugo Gutiérrez Vega, Carmen Villoro, Gustavo Sainz y Alberto Ruy Sánchez son algunos de los escritores que posaron para Alejandro Zenker y su proyecto.