Calderón buceando. Fuente: http://www.vanguardia.com.mx/

-¿Está asustado? –le pregunta Peter Greenberg, veterano conductor de series turísticas en la CBS News, a Felipe Calderón.

-No –exclama el primer mandatario mexicano mientras desciende como deportista de alto riesgo al Sótano de las Golondrinas, en San Luis Potosí.

“De hecho, estoy disfrutando… Tengo otras tareas que son más difíciles y peligrosas, en mi ejercicio como presidente”, completa Calderón en un inglés de guía de turistas.

El corte del video promocional de la serie The Royal Tour, que será estrenada el próximo 22 de septiembre, nos transporta a una imagen de Felipe Calderón, con la banda presidencial, en su despacho en Los Pinos. Diserta sobre el combate al crimen organizado. Insiste en que éste es un problema que no amenaza las zonas turísticas ni a los visitantes extranjeros.

Las balaceras en Monterrey, Ciudad Juárez, Torreón, o en Acapulco, zona turística por excelencia, no se mencionan en la serie. Tampoco el hecho de que la encuesta de Consulta Mitofsky, de marzo de 2011, reveló que el 62 por ciento de los 3 mil entrevistados consideran que “las cosas se están saliendo de control” durante el gobierno de Calderón frente al crimen organizado.

The Royal Tour, serie patrocinada por la Fundación José Cuervo, de la compañía productora de tequila, se suma a la teleserie El Equipo, financiada por la Secretaría de Seguridad Pública, y transmitida por el Canal 2 de Televisa, entre el 9 y el 15 de mayo, y a la nueva teleserie La Teniente, grabada con el apoyo de la Secretaría de la Marina para TV Azteca, cuyo estreno se pospondrá hasta marzo o abril del 2012, según la información más reciente.

Estas teleseries más los spots y los informerciales que se han difundido en vísperas del V Informe de Gobierno de Felipe Calderón no han modificado la percepción pública frente al crimen organizado. La Segunda Encuesta Nacional de Cultura Constitucional, elaborada por la UNAM y divulgada el 23 de agosto, revela que el 75 por ciento de los entrevistados reclama que debe transparentarse la información sobre lucha contra el narcotráfico. Cerca del 70 por ciento afirmó que “en algunos casos no estoy dispuesto a apoyar las políticas del gobierno”.

El mismo Felipe Calderón ha minimizado esta percepción pública del riesgo frente a las secuelas de la cruenta lucha contra el narcotráfico. Apenas el 20 de mayo de 2011 durante la Cumbre Global de Viajes y Turismos, realizado en Las Vegas, el mandatario expresó ante Peter Greenberg, el mismo conductor de The Royal Tour:

-Yo vi a miles de springbreakers divirtiéndose en México, y lo que yo tengo entendido es que los únicos shots (disparos) que recibieron eran de tequila y nada pasó.

Greengberg festejó la ocurrencia, al igual que los consejeros del World Travel and Touring Council (WTPC). Y Calderón insistió: “la violencia y el crimen no está afectando a los turistas, y además se lo están pasando bien. Se pueden contar con la mano los incidentes con turistas extranjeros”.

 

Guía de Turistas

Alguna relación promocional cebe existir entre los shots de tequila mencionados por Calderón y la Fundación José Cuervo, productora de tequila del mismo nombre y patrocinadora de la serie The Royal Tour, grabado por el canal de televisión restringida VMe.

Gracias a este patrocinio, Calderón abandonó durante varios fines de semana sus funciones como primer mandatario para convertirse en guía de turistas en esta serie que inició a grabarse en febrero de 2011.

En Tequila, Jalisco, después de grabar la imagen de Calderón cabalgando en un nacimiento de aguas termales, cortando agave y envasando una botella de esta bebida, Calderón se reunió con los empresarios Francisco González, presidente de la Cámara Nacional de la Industria Tequilera, Miguel Angel Domínguez, presidente del Consejo Regulador del Tequila y Juan Beckman, presidente de la Fundación José Cuervo.

El pueblo fue prácticamente sitiado por elementos del Estado Mayor Presidecial, la Policía Federal, el Ejército y la Secretaría de Seguridad Pública de Jalisco, según reportaron las crónicas locales del 5 de febrero de 2011.

En el video promocional de The Royal Tour, difundido en Youtube y en la BBC World, se ven imágenes de Felipe Calderón disfrazado de buzo en el cenote sagrado de Chichén Itzá, enfundado en una guayabera blanca contando en inglés los escalones de la pirámide de Kukulcán, reapeleando o remando en ríos, usando machetes como si fuera un experto agavero o guiando a su invitado-conductor por el santuario de la Mariposa Monarca, en Michoacán.

La culminación de esta “aventura muy especial” es un paneo de 360 grados con la figura de Calderón solitario y triunfante, en la cúspide de la pirámide de Teotihuacan, mirando el esplendor prehispánico.

“Esta no es la típica visita turística y este no es el guía tradicional”, afirma el anuncio de la BBC. Calderón se unió a un selecto club de mandatarios que han participado en The Royal Tour, como el rey Abdullah II de Jordania o el ex presidente peruano Alejandro Toledo, quien abandonó la presidencia de su país con el 22 por ciento de aceptación, el índice más bajo en la historia de esta nación andina.

Peter Greenberg, el conductor, explica en el video que mientras exploraba con el presidente mexicano “las poco conocidas gemas del país”, Calderón “también me llevó dentro de su búnker de seguridad” y “discute la batalla contra los cárteles de la droga y lo que realmente representa para los turistas”.

Este el objetivo de la serie The Royal Tour. Empeñado en convertir a México en la quinta potencia turística, Calderón insistió desde enero de 2011 que éste sería el Año del Turismo en México.

Sigue leyendo.