No le gustó al ejército, menos a los legisladores federales y una buena parte de la audiencia la vio como un híbrido de melodrama con programa de acción que no alcanzó a cuajar. Incluso, las redes sociales -en especial Twitter- no la bajaron de serie chafa realizada para beneficiar a un impugnado Genaro García Luna.

Finalmente, la telenovela El Equipo, financiada y apoyada logísticamente por la Secretaría de Seguridad Pública, dejará de transmitirse el viernes 27 de mayo por una razón fundamental: no pudo remontar su bajo rating, a pesar de ser transmitida en el horario estelar de las 22:00 a las 22:30 horas en el Canal 2.

La serie producida por Pedro Torres, quien afirma que fue pensada sólo para 15 capítulos, no rebasó los 13.6 puntos de rating, quedando en el séptimo lugar, muy por debajo de la telenovela El Triunfo del Amor, con 17 puntos o, por ejemplo, Cosas de la Vida, con 15.2 puntos de rating promedio hasta el 16 de mayo. Incluso, La Reina del Sur, serie basada en la novela homónima de Arturo Pérez Reverte, tuvo una audiencia mayor, a pesar del horario y del canal que tradicionalmente tiene menor rating.

La página online oficial de El Equipo en el portal de www.esmas.com es una prueba de la falta de entusiasmo. El lunes 23 de mayo sólo se leen 48 comentarios, la mayoría favorables, pero sin mucha convicción. Otros, los más negativos y más visitados, señalan puntos como los siguientes:

«Lo que me encanta de esta serie es que al fin va a terminar!! Cómo se ponen a usar los vehículos y personal de la policía federal?», advierte Manigoldo.

La encuesta con la pregunta «¿Qué te gusta más de El Equipo? tiene muy pocos participantes (menos de 1,200) y el 64.5 por ciento opina que «la acción», mientras sólo al 7.16 por ciento le gusta «el drama», 14.57 por ciento «la justicia» y 13.7 por ciento «el amor».

La crisis de los índices de audiencia, el dios oculto que determina el éxito o el fracaso de un programa en la televisión hipercomercializada de México, también le han cobrado una dura factura a la peruana Laura Bozzo y su talk show, producido por Federico Wilkins, experto en exageraciones y estrategias escandalosas para aumentar el rating.

Laura Bozzo inició en enero de 2011 sus transmisiones en Televisa con un rating promedio de 18.3 puntos, bastante alto para el horario inicial (16:00 horas), y logró los 21 puntos en febrero. Sin embargo, a partir de los pésimos guiones y las repeticiones de los «casos» de la vida real de los «desgraciados», el talk show va en picada. En la primera quincena de mayo tuvo un rating de 15.4 puntos, según los datos del IBOPE, proporcionados por el portal de TVManía.

En otras palabras, los costos políticos y de opinión pública tanto en El Equipo como en el programa de Laura Bozzo no se compensan con puntos de rating que justifique la existencia de ambas propuestas fallidas en la barra de Televisa.

En general, la tendencia en los programas de Televisa -y también en TV Azteca- es una crisis de los índices de audiencia. Salvo las transmisiones de los partidos de futbol, ningún programa o evento supera los 20 puntos de rating, algo bastante humillante para una televisora acostumbrada a dominar con más de 25 e, incluso, 30 puntos la programación del horario Triple A.

Y estos son los datos únicamente de la caída de los ratings. Si a esto se le agrega la caída de credibilidad y el hartazgo de las audiencias con el exceso de comerciales, de infomerciales y de «productos milagros», el panorama es poco halagüeño para una empresa como Televisa que respira a través de audiencias pasivas, que aceptan todo.