Proceso
Columba Vértiz de la Fuente

MÉXICO, D. F., a 28 de abril (apro).- La llamada de atención que por escrito le hizo la Secretaría de Gobernación a Televisa por no respetar la clasificación de los primeros tres capítulos de la telenovela La Reina del Sur (basada en la novela homónima  del español Arturo Pérez-Reverte), “llegó bastante tarde”, según el director de dicha historia televisiva, Walter Doehner.

El también reconocido cineasta mexicano destaca que la historia, que hizo para Telemundo y Antena 3, pasa desde el 4 de abril por Galavisión (Canal 9 de Televisa) a las 22:30 horas y “le está yendo muy bien”.

La Reina del Sur, interpretada por Kate del Castillo, se proyecta en Telemundo desde febrero con un éxito rotundo de rating.

La Dirección General de Radio, Televisión y Cinematografía (RTC) de la Secretaría de Gobernación ubicó al menos tres de los primeros capítulos de la telenovela en clasificación D (por su alto contenido de violencia) por lo que debieron transmitirse a partir de las 12 de la noche y Televisa hizo caso omiso por lo que trasmitió esos episodios en clasificación C, después de las 22 horas.

Por ello, la Subsecretaría de Normatividad y Medios de esa instancia gubernamental le envió el 24 de abril la observación por medio de un documento.

El subsecretario de Normatividad y Medios, Héctor Villarreal, argumentó que, antes de que se proyectara en México La Reina del Sur, se revisaron cerca de 18 de los 62 capítulos, y tres fueron clasificados para transmitirse en un horario de medianoche.

Y aclaró que su comentario no debe ser interpretado como censura, sino como observación acerca de la incongruencia entre la firma de un decálogo de criterios editoriales que propone no usar lenguaje que convierta a delincuentes en héroes públicos y la transmisión de una serie que incluye escenas en sentido contrario, en especial con imágenes que hacen apología del narco como vía para alcanzar el poder económ ico e incluso político.

Villarreal se refiere al Acuerdo para la cobertura informativa de la violencia firmado, a finales de marzo de este año, por medios de comunicación, organizaciones sociales e instituciones privadas y académicas, que presentó Televisa a través de Iniciativa México el 24 de marzo pasado.

Hasta el momento, la empresa de Emilio Azcárraga Jean no ha aclarado nada, ni extendido un comunicado al respecto.

Doehner, quien filmó el largometraje La habitación azul, aclara en entrevista que no sabe mucho sobre el conflicto porque se enteró por medio de los diarios, sólo sabe que Televisa tiene un acuerdo con Telemundo para pasar el teledrama:

“Cuando supe la telenovela iba a pasar en México me extrañó porque Televisa no se atrevería hacerlo por el tema, pero han transmitido otros relatos de Telemundo con cierto éxito. En Telemundo se pasa también a las 22:30 horas y le pegó a Univisión en Estados Unidos, durísimo, y Televisa nunca quiere estar fuera del asunto.

“Esa llamada de a tención me extraña porque en Telemundo se pasa sin problema alguno y es una empresa muy conservadora.”

Opina que la temática “es fuerte y más por la situación de México, pero es una historia que se publicó hace diez años y que sucede básicamente en España. Sólo el principio y el final ocurre en México”.

No obstante, crítica a Gobernación:

“Quién sabe si se están curando en salud”.

–¿No cree que sea censura?
–No lo entiendo.

Sin embargo devela que Televisa “si recortó algunas escenas fuertes y malas palabras, pero no tiene nada que no se pueda ver”. Y señala: “Bueno, la temática y el contexto es lo que la hace más fuerte”.

–¿Cree que exalta la violencia y el narcotráfico?

–No. Son más violentos los noticieros y allí si se enaltece al narcotraficante y el narcotráfico.

El entrevistado es tajante y directo:

“El público tiene que decidir si quiere o no verla. Es a es la base. El  televidente cada vez es más sofisticado, c! ada vez es más inteligente y cada vez tiene más opciones y ve más cosas distintas, entonces dependerá un poco de eso.

“Es otra vez la doble moral de qué si o no debe ver el público. Yo creo que debe verla y él diga si es exaltación o no a la violencia.”