Estamos cercanos al infierno: “El Cochiloco”

Escrito por el 24 abril 2011 a las 2:21 pm en Entretenimiento, Monitoreo Informativo

Proceso

Leonardo Garza Treviño

Cosío caracterizado de su famoso personaje El Cochiloco, en un fotograma de la película El Infierno, de Luis Estrada. Imagen: asfaltotecnicolor.blogspot.com

ZACATECAS, Zac., 22 de abril (apro).- “Si pensamos y vemos los encabezados de los periódicos y vemos que hay unas fosas donde se están encontrando 172 cadáveres, yo no puedo pensar en otra cosa más que en el hecho, de que en México, en este momento estamos en alguno de los círculos cercanos al infierno”, reflexiona el actor Joaquín Cosío, quien dio vida al personaje de El Cochiloco en la película de “El Infierno” de Luis Estrada.

Cosío se encuentra en Zacatecas para apadrinar el tercer festival “contracultural” organizado por un grupo de jóvenes artistas del colectivo “Hasta que los cerdos vuelen”, mismo que se contrapone al festival oficial que ofrece el gobierno local en estas mismas fechas.

Reconocido por sus actuaciones en los filmes El MascaritaMatando Cabos o el General Medrano, el actor disfruta la fama, cuando la gente se le acerca para felicitarlo, tomarse la foto y pedirle un autógrafo. Muchos ignoran su nombre real, pero todos le llaman El Cochiloco.

Contrario al desalmado sicario que representa en El Infierno, Cosío, originario de Ciudad Juárez, Chihuahua, es en la vida real una persona tranquila.

En entrevista, se da tiempo para denunciar y hablar de los graves problemas sociales que tiene el país.

Hace tres años emprendió junto con Héctor Bonilla, entre otros actores, una activa campaña por la defensa del petróleo y ahora, en lo personal, dice estar “en contra de la impunidad absoluta y la corrupción policiaca”.

Consciente de la tragedia social que se vive en muchas ciudades y estados por la violencia, El Cochiloco lamenta “el discurso oficial que se rehúsa a aceptar su responsabilidad en relación a la seguridad, y se une al clamor de la gente con el lema ¡Ya Basta de Violencia!, cuando el asunto es ¡Ya Basta de Impunidad!”.

Dice:

“La impunidad es justamente lo que aviva la impresionante ola de violencia en la que vivimos: No hay Justicia, no hay policía, no hay seguridad para nadie, y una responsabilidad fundamental del estado y de los estados, que es brindarnos seguridad, nos la escamotean con una facilidad impresionante”.

Sin rodeos, El Cochiloco asegura que quienes están al frente del gobierno y sus instituciones le están fallando a la gente. “Estoy hablando del presidente, del gabinete de seguridad, es decir, nos escamotean ese derecho que tenemos como mexicanos, echándole la culpa a algo abstracto que ellos le llaman ‘la violencia’”.

El propio Joaquín Cosío se muestra asombrado por la capacidad del director Luis Estrada para reproducir “un espejo donde la realidad inmediata que vivimos  se refleja de una manera muy clara”, en alusión a la cinta El Infierno.

Y agrega:

“Si  recordamos La Ley de Herodes, estamos hablando de las postrimerías, los últimos momentos agónicos de un sistema que retrata con mucha valentía y que finalmente generó un escándalo terrible y que también se convirtió en un éxito de taquilla, y en una de las películas más vistas y más recordadas”.

En cambio, dice, ahora con El Infierno ocurre algo similar, y creo que eso también pudo haber pasado con Un Mundo Maravilloso, que es la otra película que completa la trilogía de Luis Estrada sobre temas sociales y políticos.

Este es un cine que, añade, conjuga los elementos que te planteo: nunca olvida que es cine, y que por lo tanto pretende ser arte, y antes que otra cosa, -antes que ser denuncia política y ser un elemento de reflexión-, es una película que divierte, que fascina, que cumple con los elementos del lenguaje cinematográfico.

Al actor juarense se le recuerda cómo, en un pasaje de El Infierno, el experimentado actor Salvador Sánchez -quien interpreta a El Padrino, dueño de una vulcanizadora venida a menos-, pronuncia una frase demoledora a propósito de la complicada situación económica y social que se vive en México: “…en este país no haces lo que quieres, sino lo que puedes”, y Cosío admite:

“Si, si, pues desde luego esa es una premisa totalmente clara y obvia, y que nos muestra donde estamos como país: no hay posibilidad alguna de tener una perspectiva de vida, personal, porque los elementos para ello no los tenemos al alcance de nuestras manos”.

Abunda: “estamos completamente subordinados  a una realidad que está muy acotada por elementos que no hemos pedido: por la violencia, por el desempleo, por la miseria, por la desigualdad social, por la corrupción”.

También se le recuerda a propósito de la corrupción, que en El Infierno incluso se muestra el increíble sincretismo entre lo religioso y lo mafioso, una suerte de “creer en Dios y comulgar con el Diablo”, cuando en una escena aparece un cura, bendiciéndole las pistolas a los narcos en el atrio de una iglesia.

“Bueno que Luis Estrada construye toda una cosmovisión, un universo donde no deja títere con cabeza, es decir, no hay nadie que se escape… y obviamente no podía faltar la iglesia, un elemento crítico que a todos también nos sorprende.

“La iglesia ya no es de ninguna manera lo que era hace 40 años. La iglesia ahora es una institución acusada en los tribunales de pederastia, de fraude, de sacerdotes incriminados en delitos, en fin, me parece coherente que aparezca en el cine de Luis Estrada, como un elemento fundamental en su crítica, la iglesia”.

¿Tú crees que tengamos una salida en México, para este marasmo de corrupción en el que vivimos?, se le pregunta.

Cosío responde:

“Es una pregunta muy complicada, quisiera responder y decirte que sí, que sí lo veo. Pero no, realmente mi panorama personal es muy pesimista, porque estamos ante una estructura del poder empecinada en negar una realidad obvia y evidente. Con un gobierno que se niega a aceptar su responsabilidad  y que deja a los ciudadanos totalmente indefensos y expuestos a la violencia absoluta de los cárteles y de sus propios policías.

“Entonces no veo yo por lo pronto a mediano plazo una salida, el próximo año va a ser determinante y crucial, pero también va a ser un año muy peligroso, un año absolutamente peligroso porque las responsabilidades de los funcionarios se van a debilitar y diluir, entonces quien sabe como nos vaya a ir a los ciudadanos. ¡Si ahora, durante todo este tiempo, hemos estado expuestos a la muerte, al riesgo de morir, quien sabe que vaya a pasar el año que entra!”.

 

Comparte esta entrada:

Artículos relacionados:

Esta entrada fue publicada en Entretenimiento, Monitoreo Informativo y etiquetada , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Estamos cercanos al infierno: “El Cochiloco”

  1. Raúl Martínez P. dice:

    Estimado Jenaro:

    Totalmente de acuerdo con lo expresado por el estupendo actor Joaquín Cosío. Aprovecho para de verdad recomendar la película “El Infierno”, ya que después de verla podemos estar de acuerdo con aquello de que “Mal de muchos, consuelo de perplejos”. En donde Cosío se queda un poquito corto es cuando nos dice:”estamos ante una estructura del poder empecinada en negar una realidad obvia y evidente, con un gobierno que se niega a aceptar su responsabilidad y que deja a los ciudadanos totalmente indefensos y expuestos a la violencia absoluta de los cárteles y de SUS PROPIOS POLICIAS”.
    Considero que “nuestros policías” forman parte de “nuestras autoridades”, es decir, “de tal palo, tal astilla”, o sea que si “el palo” es CORRUPTO e IMPUNE, “la astilla”, como subordinado, está obligado a obedecer y no desentonar.
    En estos dias hay una “inmensa perla” que nos muestra a que grado llega EL CINISMO de nuestras Supremas Autoridades: La “corredora de Bienes Raíces” Mayra Correa a través del noticiario MVS conducido por la valiente periodista Carmen Aristegui, dice haber denunciado desde el 2005, ante las procuradurías del SISTTEMA (La Sacra e Imperialista Sociedad Tecnocrática, Telemanipuladora, Empresarial Mexico-Americana, o sea “La Mafia” que nos mangonea desde hace 82 años; 71 de pri más once de pan) un Megafraude tanto en la compra del terreno como en la construcción de la nueva Cámara de Senadores, encabezado nada menos que por “El Jefe Diego”, quien de inmediato, con su prepotencia y cinismo característicos, pasó a la ofensiva, dandoles a la corredora y a Carmen riguroso plazo de setenta y dos horas para retractarse y pedirle perdón por haber dudado de su probada e intachable honestidad. Seguramente Diego de inmediato procedió a “vacunar y vacunarse” al contactar a sus mencionados complices en la transa: Salvador Rocha Díaz, Enrique Jackson y el “multitraidor” Jesús Ortega Martínez,entre otros. Por cierto a Ortega, Mayra Correa asegura haberle informado al considerarlo opositor de los corruptos senadores prianistas, pero resulta que Ortega lo único que les reclamó fué su “tajada” en el cochupo; al que Vicente Fox se escucha calificar como “Hijos de la Guayaba” a sus confabulados.(Muy conveniente será precisar la fecha de lo expresado por Fox). Ayer, al no obtener respuesta, Diego presentó en “sus” procuradurias (la PGR y la del DF) sus demandas, exigiendo una profunda investigación que ponga en claro todo, pero en particular su inmaculada HONRADEZ. El SISTTEMA se encargará de que en los próximos diez dias ya nadie se acuerde del megafraude, pues dos o tres transas iguales o tal vez mayores aflorarán, aunque ya ¡¡ESTEMOS HASTA LAMADRE!!!
    Saludos,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>